5 feb. 2011

LAS NUEVE HERMANAS

Las Musas y Apolo


Para los antiguos griegos, el conocimiento, el arte, la poesía, no eran producto de la actividad humana: era la inspiración de los dioses la que generaba la belleza y el saber.


De las numerosas divinidades que adoraban en Hellas (tal el verdadero nombre de lo que nosotros conocemos como “Grecia”), las encargadas de provocar el los humanos aquella “inspiración” eran unas deidades menores llamadas MUSAS.

Las Musas eran hijas del gran Zeus, el Rey de los Dioses, y la diosa Mnemósine (la Memoria). Las nueve hermanas nacieron al pie del Monte Olimpo (la morada de los Dioses) luego de que Zeus durmiera con su madre durante nueve noches.

Las bellas diosas que inspiraban el Arte y la Ciencia eran:

Calíope (Καλλιόπη, “la de la bella voz"), musa de la poesía épica;
Erato (Ἐρατώ, “ la amorosa”). musa de la poesía lírica;
Polimnia (Πολυμνία, “los muchos himnos”), musa del canto;
Euterpe (Ευτέρπη, “ el deleite”), musa de la música;
Melpómene (Μελπομένη, “el cantar”), musa de la tragedia;
Talía (θάλλεω, “el florecer”), musa de la comedia;
Terpsícore (Τερψιχόρη, “el deleite de la danza”), musa de la danza;
Urania (Ουρανία, “la celestial”), musa de la astronomía;

...y por último nuestra amiga Clío (Κλειώ, “la que da la Fama”), musa de la poesía heróica y la Historia.




Que estas bellas diosas nos inspiren en nuestro camino, cualquiera que este sea...